logo
franja
gris
inicio
durango
destinos
fotos
hoteles directorios cultura publicidad links contacto
gris
franja
blanco

 
 

 

CAMINO DURANGO - MAZATLÁN.
Texto y fotografías. Walter Bishop Velarde.

Aun cuando la distancia desde nuestra hermosa capital del estado de Durango al bello puerto de Mazatlán son sólo 320 km., algo no muy significativo en esta era del transporte rápido, a una simple vista de guía de mapas de carreteras, no se da uno cuenta de que entre los dos lugares, se interpone la majestuosa Sierra Madre Occidental que según el Ing. Pastor Rouaix además de ocupar más del 50% de la extensión territorial del estado, en el mismo, adquiere su mayor anchura de toda su extensión en la república, con unos 160 km. en promedio desde que inicia en las costas del Océano Pacífico de Sinaloa, hasta que desciende a la región de los Valles en el Estado.

Su altitud sobre el nivel del mar, es otro rasgo importante de la Sierra Madre, ya que en la ciudad de Durango al pie de la misma, estamos a 1,870 mts snm., mientras que ya en la montaña, con algunas cumbres de más de 3 mil metros, se tiene que subir por el camino a unos 2,750 mts. sobre éste, para bajar posteriormente a sólo 40 mts. arriba de las olas en la ciudad de Mazatlán.

Como se imaginarán, todos estos desniveles crean una diversidad muy amplia en lo que respecta a ecosistemas, fauna, flora, y rasgos escénicos de sus paisajes, haciendo de éstos de los más hermosos en todo México.

Para empezar, habrá que contar que después de batallar por años, finalmente le cayó la modernidad a la Sierra Madre y se está construyendo una autopista que reemplazará en parte a la viejita (la carretera) con gran dificultad, ya que para bajar el tiempo de recorrido de 6 horas de viaje a 2:30 hrs, se tendrán que hacer 38 túneles y 35 puentes con algunos de ellos como el puente del Baluarte (río que cruza) de súper primer mundo con 1,200 mts. de largo a 400 mts. de altura sobre el lecho del mismo (más alto que la torre Eiffel). Además de los múltiples beneficios que esto conlleva, como los más de 5 o 6 mil empleos directos y la inversión millonaria que está dejando a toda la región esta mega obra.

Sin embargo, esto no significa que la antigua carretera no. 40 se vaya a dejar de usar ni mucho menos, pues es muy posible que ahora, sin mucho del tráfico de pesados camiones, que convertían esta ruta en algo un tanto peligroso, este camino de la sierra, finalmente protagonice su papel destinado, desde hace ya cincuenta años y se convierta en un producto turístico en sí, como la carretera escénica más bonita de todo México y como acceso a los innumerables proyectos de turismo naturaleza que han estado desarrollándose lentamente en los ejidos y ranchos de la sierra.

Durango cuenta ahora, con un clima últimamente un tanto incierto y se ha ido acercando mucho, a tener solo dos temporadas o climas, la de lluvias en verano en ocasiones incluyendo parte del otoño, y la de estiaje que abarca todo el invierno, primavera y un pedacito de verano. Esto nos afecta de tal manera que el campo en verano está verdaderamente impactante desde que se enfila uno por la carretera hacia el punto llamado el “Pino” a 25 km. de Durango hasta Mazalán, con sus llanos y bajíos llenos de flores lilas, blancas y amarillas, además de que por todos sus ríos y arroyos chicos y grandes corre una gran cantidad de agua con algunas cascadas ya famosas como la del 1010 (así se llama) y la de Mexiquillo de extraordinaria belleza.

Esto no quiere decir que sólo en el verano está bonita la sierra, ya que en otoño, invierno y primavera entre los colores verdes de los pinos se entremezclan, los rojos, ocres, cafés y naranjas en unos tonos que claramente imitan a los matices que logra el sol, cuando se oculta al atardecer.

En todo tiempo hay cosas que hacer y no tiene uno que ir muy lejos para encontrarse con varias opciones de divertimento, las cabañas de “Parador de la Montaña” en el paraje denominado el Soldado a sólo 43 km. sobre la carretera No. 40, las Cabañas de la “Antigua Hacienda” y el campamento de “Sierra Camps” en Estación Otinapa con acceso ya por la autopista nueva y Rancho la Muralla un tanto más retirado en el Ejido de Salvador Allende, lugares donde sin retirarte de la ciudad más de 40 Km., puedes encontrar toda la gama de actividades del turismo naturaleza.

Pero hay más, y uno de los pasatiempos favoritos de la sierra, es andar en bicicleta de montaña por algunas rutas ya famosas dentro de la república, como la de los Túneles de Mexiquillo, Chavarría / Santa Lucía, Las Adjuntas / Puentecillas, la Ruta Durango Mazatlán de dos días por carretera, en la que participaron este año alrededor de 400 ciclistas y algunas otras más atrevidas.

Últimamente se ha hecho evidente el auge de las cuatrimotos con algunos excesos en cuanto a impacto en la naturaleza, pero los ejidos y propietarios de los predios turísticos, han iniciado un movimiento de reglamentación del uso de vehículos 4x4 en sus propiedades, reaccionando positivamente y creando pistas para los mismos de acuerdo a la experiencia de los conductores, alentando la realización de eventos masivos por caminos de alimentación de torcería como el recientemente efectuado en Julio de este mismo año “Mexiquillo Quadheads 2009”, donde se tuvo más de 200 cuatrimoteros recorriendo la sierra en dos rutas principales como la de Huizar en el municipio de San Dimas y la de Mexiquillo / Puentecillas en Pueblo Nuevo, usando sólo los caminos señalados y por consiguiente, sin causarle daño a la naturaleza .

Ya son más de 15 los programas de turismo naturaleza con servicios de hospedaje en cabañas de la sierra y podemos mencionar algunos de los más exitosos como Puentecillas a 22 km. del Salto (pequeña ciudad serrana km 100), Mexiquillo km. 145, Coscomate km. 135, y La Pirámide km. 118, donde no necesitas ser tampoco un destacado deportista para divertirte, sino que puedes sólo caminar por el bosque escuchando sus sonidos, el del viento al pasar por las ramas y hojas de los árboles, los pequeños grillos, las canciones de toda una gama de curiosos pajaritos de llamativos colores, el huh huh huh de uno que otro buho, hasta un coyote puedes de repente oir un tanto antes de salir el sol.

También te puedes quedar ahí estoico admirando el verde del bosque o el intenso azul del cielo, sólo respirando el aire de montaña, puedes tratar de meditar, o de sólo recordar instantes de tu vida, pero no te garantizo que puedas hacerlo por mucho tiempo, pues al respirar en la sierra es como si te estuvieran inflando con energía pura y te dan ganas de hacer algo, de moverte, de sentir tu sangre recorriendo tu cuerpo llena de fuerza vital y si creen que es una exageración lo que comentamos, necesitan hacer la prueba y si a la primer bocanada de aire serrano que inhalen no sienten nada, regresen inmediatamente a la ciudad e intérnese lo más rápido posible, en una sala de cuidados intensivos pues puede algo estar muy mal.

Ciertamente que el camino Durango Mazatlan el No. 40 está lleno de curvas y de ninguna manera quieres transitarlo a altas velocidades, sino que es un camino de esos en los que tienes que tomar tu tiempo en llegar, inicias a temprana hora de la mañana y no piensas mucho a que horas vas a llegar, en el Salto, se puede decir centro comercial de la Sierra, te puedes parar a tomar un descanso y algo de comer en el restaurante del hotel Real del Bosque, inconfundible ya que tienen una máquina de vapor antigua enfrente del mismo, y ahí te recomendamos uno de los platillos tradicionales de la sierra que es el Bistek Ranchero con unas tortillas de maíz recien hechas y si no vas manejando una cerveza bien fría, si eres el chofer pues que pena, porque el chiste de todo esto es precisamente la combinación de los sabores exquisitos que estos componentes logran. No te lo pierdas.

Ahora que si al pasar por El Salto (mi terruño) todavía no tienes hambre, te puedes esperar hasta llegar a la “Ciudad” (pequeño pueblito km. 145) donde además del Bistek puedes encontrar unas deliciosas gorditas rellenas de unos guisos que en verdad valen la pena probar, de chicharrón verde para los que comen carne de puerco, de nopalitos con huevo, de carne deshebrada o picadillo rojo o verde, de machaca y otros sabores en verdad exóticos.

Uno de los puntos claves del viaje es el Espinazo del Diablo (km. 168) con unas de las mejores vistas de México y ya después del (km. 200) pasas por el Palmito y donde está la Reserva de la Chara Pinta, un pájaro endémico de la sierra en peligro de extinción, y un tanto después inicias con el descenso donde puedes admirar paisajes y especialmente atardeceres increíbles pasando por sitios llenos de historia como Cópala, Concordia y finalmente Mazatlán honrosamente llamada Perla del Pacífico por la belleza de sus playas. Por ahí nos vemos.

 
franja
gris
franja
© BISHOP + PIZARRO, CONSULTORIA Y PUBLICIDAD 2009
PROHIBIDA LA REPRODUCCION TOTAL O PARCIAL DE LAS FOTOGRAFIAS Y ARTICULOS CONTENIDOS EN ESTA PAGINA